Las voces del Paraninfo

17.09.2017 | 04:45
Román Álvarez

La inauguración del presente curso académico fue especial. La verdad es que las circunstancias así lo requerían, porque se inauguraba el curso para todo el sistema universitario español. Ese que ahora debe de andar por unas ochenta universidades, de las cuales, en mi opinión, sobra al menos la mitad.
Aparte de las autoridades civiles, militares y supongo que eclesiásticas –no se distinguían mitras ni capelos, como en épocas no muy lejanas de nuestra ya larga historia--, había una treintena de rectores y seis rectoras, si no yerra mi cómputo. A ver si el número de estas últimas sigue subiendo en medio de un colectivo tradicionalmente masculino.
Los rectores invitados no debieron de estar apercibidos de que cuando el rey manda cubrirse –"sentaos y cubríos"-- se dirige exclusivamente a los doctores por la Universidad de Salamanca, viejo privilegio por el que a los doctores salmanticenses, cuando se encontraban en presencia del monarca, se les consideraba iguales a la alta nobleza y a los llamados Grandes de España. Habrá quien diga que a estas alturas no tienen mucho sentido tales formulismos, pero hay ciertas tradiciones que se sustentan en un poso que, como tantos otros usos, costumbres, rituales y ceremoniales, singularizan a una universidad ocho veces centenaria frente a otras recién llegadas al panorama universitario español a las que, como quien dice, aún les chorrea el agua del bautismo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies