La insurgencia

08.09.2017 | 04:45
Ángel J. Ferreira

Sí, todo va a ser distinto a partir del 1 de octubre, se quiera o no reconocer. Claro que no va a haber referéndum, cómo va a haberlo si por tal entendemos un acto reglado conforme al Derecho vigente, verbigracia, el que se produjo en Escocia, o los que antes tuvieron lugar en Canadá. Allí se puso en juego el derecho de autodeterminación, pero porque la ley lo permitía, y el poder político vigente jugó sus cartas, y por cierto ganó la partida: la secesión fue derrotada en ambos casos. Lo de Cataluña es otra cosa, muy diferente. Que por un lado da vergüenza a quien tenga cuatro ideas jurídicas medianamente organizadas en la cabeza, pero que por otra parte cuestiona que hayamos llegado hasta aquí, que hayamos permitido que el problema se pudriera hasta el punto de no encontrar una salida razonable para ambas partes y el choque de trenes se haga inevitable. ¿Por qué?
La cosa viene de lejos, hay que mirar a los inicios de esta etapa democrática y la escasa vis política de quienes gobernaron desde el comienzo. Podría decirse que la partida estaba perdida antes de jugarla y que por anticipado se aceptó que el nacionalismo ganaría siempre en Cataluña, que la cuestión era contentarlo para que no se transformara en independentismo. Pero la matriz del nacionalismo, su utopía, su mística, es convertir la nación en Estado (les recomiendo el libro de Jordi Amat, "Com una pàtria", biografía de Josep Benet: léanlo y comprenderán) y esperar al momento decisivo para dar la última batalla, tras haber ganado otras antes, como hacerse con la educación y transformar los centros de enseñanza en canteras de independentistas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies