Matar el turismo

24.08.2017 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

Los salvajes ataques yihadistas de hace una semana en Barcelona (cuyas víctimas fueron en su mayoría turistas), frenaron en seco la presión que se estaba ejerciendo contra el turismo. El trauma de Las Ramblas fue demasiado grande, y hasta los que no tienen nada mejor que hacer (condición del "activismo" urbano del siglo XXI) plegaron velas hasta que los minutos de silencio dejen paso a las estadisticas que sólo cuentan muertos, fechas y lugares aquí y acullá.
Pero el acoso al turismo volverá, pues a muchos radicales el "filón" les va como anillo al dedo, y qué mejor sitio para el barullo que Barcelona, que Cataluña, donde gobierna el imperio de la confusión.
Pero estemos atentos al asunto turístico, pues se empieza con una pintada y un ataque a un autobús de japoneses, y acabamos matando nuestra prolífica gallina de los huevos de oro. De beneficiarnos de la sangría turística de Egipto, Turquía, o Túnez, hemos pasado a ser un destino problemático.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies