Hola-hola Barcelona

09.08.2017 | 04:45
Isabel Bernardo Fernández

Quédense con estas siglas HHB: "Hola-Hola, Barcelona". Así, de corrido. El mismo HHB con que, desde 1992, mercaderes, ganapanes y niños saludan la llegada del turismo español para intentarle vender una baratija, transportar una alfombra, o sencillamente ganar unas monedillas haciendo de improvisados guías en sus ciudades. Un HHB como forma de empatizar y acercarse a quienes consiguieron tener en sus manos aquel sueño olímpico que les abrió las puertas al mundo entero, y ser la envidia de muchos países en vías de desarrollo. Porque aquel HHB significaba reconocer la buena suerte que habían tenido los españoles, fueran o no catalanes. Significaba que España se había vuelto democrática, cosmopolita y moderna, muy lejos ya de aquella otra España cateta y pobretona del 68 que Pedro Masó llevó al cine, para hacer ver que muchos alcaldes como el de Valdemorillo del Moncayo (Paco Martínez Soria) creían en aquel gran invento del turismo que podía llevar progreso y riqueza a sus pueblos.
Aquel HHB era prestigio, honor, respeto€ y lo significaba y españolizaba todo en una sola identidad. Incluso a la arisca Cataluña. Aunque aquello a Pujol le llevara los demonios, y tuviera que hacer como que no veía ni oía nada, cuando los nacionalistas (Oriol Pujol Ferrusola a la cabeza) intentaron boicotear con pitos y esteladas la inauguración del nuevo estadio olímpico.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies