Mozart independentista

26.05.2017 | 04:45
Miguel Cid

Esto del separatismo e independentismo catalán estaría rayando en lo esperpéntico si no fuera por las graves consecuencias de tal disparate que tanto daño está causando y va a causar a todos, catalanes y no catalanes. No obstante, habría que preguntarse qué está pasando en esa Cataluña tan europea y tan española con unos valores y unas peculiaridades que la hacen una de las partes más bellas y atractivas de nuestro país.
Por ello, aprovechando los días de fiesta del San Isidro madrileño me acerqué en un viaje familiar a Barcelona a donde hacía algún tiempo que no iba y que con tanta baraúnda política uno ya no sabía si seguiría siendo reconocible.
No hubo motivo alguno de sorpresa y todo sigue donde siempre y tan apetecible como siempre. Y no sólo la Sagrada Familia ya que gracias a las novelas de Ildefonso Falcones, la Barcelona gótica que él tan brillantemente describe, lucía en todo su esplendor. La espectacular Virgen del Mar, la catedral y las Atarazanas, hoy museo náutico, las calles como la famosa del Bispe, y las que la rodean son un gozo recorrerlas y saborearlas.
Pero uno, que ya tiene DNI sin caducidad y está curado de espanto, quiso también meterse en la boca del lobo del no menos famoso y bellísimo Palau de la Música para escuchar un concierto de música sinfónica de lo más atractivo. Se trataba de dos obras de Mozart con una pianista espectacular Alba Ventura y dirigido por el gran Antonio Ros Marbá. Todo puro deleite hasta que mira por dónde apareció el toque separatista con un metepatas que colgó en la barandilla del primer piso, cuando todos aplaudíamos, una "señera" catalana.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies