Horizonte autoritario

25.05.2017 | 04:45
Tomás Pérez Delgado

Resulta triste constatar hoy, tras el horror desencadenado en Manchester, el clamoroso cinismo de Mrs. May cuando proponía como estrategia de negociación para reducir los lógicos daños derivados del Brexit la amenaza –casi chantaje- de vincular seguridad y economía. Asumiendo el demagógico discurso de los populistas del UKIP y dirigiéndose subliminalmente a una Francia acosada por el terrorismo, May venía a decir: si la UE quiere nuestra colaboración en la lucha antiyihadista, que ceda en el terreno, por ejemplo, de las devoluciones presupuestarias. Lamentable planteamiento. Lo prudente habría sido reconocer que, pese a las discrepancias, la colaboración en el campo de la seguridad permanecería inalterable. Pero demagogia obliga.
Con todo, la tradición británica, firmemente asentada en el respeto a los derechos individuales, a la división de poderes y al gobierno de la opinión a través del parlamento impedirá que la demagogia y el populismo lleven a una degeneración del sistema democrático. Pero el que ambos males hayan sido visibles en Reino Unido, precisamente, muestra que se trata de algo muy general y no solo debido a la personalidad de tal o cual dirigente o a la presión de las necesidades momentáneas de este o aquel partido.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies