Cariños que matan

17.05.2017 | 04:45
Alberto Estella

En la escala de las muestras de afecto, la expresión cariño era seguramente la mas selecta. Sobrevolaba por encima de las usuales amor, prenda, cielo, reina o darling. Hemos asistido a su degradación, oyéndola coloquialmente, de comodín. Se vulgarizó cuando, sin duda con ganas de agradar, empezaron a prodigarla, por ejemplo, las pescaderas preguntando al cliente de turno cuantas rajas de merluza „terminando la simplona interrogación de mercado con la coletilla "cariño"„; o las enfermeras, no solo tratando a los pacientes „sobre todo si eran ancianos„, con ejemplar cariño, sino dispensándoles un reiterativo y facilón "cariño" cada vez que le ponían el termómetro, le quitaban la sonda o lo aseaban. Como sería que en Inglaterra se prohibió hace años a cuidadores domésticos y enfermeras emplear tal expresión, que podía considerarse degradante.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies