Tramas negras

02.05.2017 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Ya estamos en mayo, que nos ha proporcionado una vez más lo de siempre por estas fechas, dos días seguidos de fiesta en Madrid (el 1 y el 2), además del 30, domingo, y su víspera, sábado, en total cuatro días que fueron otras tantas tentaciones y oportunidades para que los madrileños escaparan de su pueblo buscando tranquilidad en otros cercanos, entre los que se encuentra el nuestro, donde se ha notado de nuevo su presencia.
Pues mayo también nos ha traído un curioso acontecimiento que comienza precisamente hoy. Salamanca, ciudad de congresos, viejo anhelo conseguido sólo en parte. Aquí construyó Castilla y León su Palacio de Congresos, un magnífico edificio, obra del arquitecto Navarro Baldeweg, con el que soñábamos comernos el mundo sin darnos cuenta de que habíamos empezado la casa por el tejado, porque salvo el Palacio y una oferta hotelera formidable carecíamos de todo lo demás, o sea, de autovías, de ferrocarriles rápidos que acercasen Salamanca a menos de dos horas de un aeropuerto internacional, en nuestro caso el de Barajas, condición que echó a perder muchísimas posibilidades y no menos aspiraciones. Ahora tenemos ambas cosas, pero también algo que entonces no teníamos y ahora sí: competencia. En todo este tiempo Castilla y León y sus alrededores se han llenado de palacios de congresos y no hay provincia que no tenga el suyo, con lo que somos tantos a repartir que cabemos a menos, aun así Salamanca, que tiene tirón, aguanta, y dentro de lo que cabe no le va mal, y aunque lejos de aquellos sueños de antaño, congresos nunca han faltado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies