La Corrupción traducida al charro

01.05.2017 | 04:45
La Corrupción traducida al charro

De par mañana, cada día rebollamos con el serano de las ondas aventando al aire las rapacerías de los mandamases.
Mangulanes de casulario y ciscas de vara del poder, que en muchos casos llegaron al oficio de la política en coripatos y hoy por lo que apuntan en las resmas de papel de oficio los alguaciles y escribanos, están implaos como pavos por Navidad y llevan lustros dándose un torzón a costa del los parneses del común.
Tipos a los que ahora les sobreviene la citación de los Jueces, a los que tildan de mezucones, por me de relatar de pe a pa sus fechorías y acusarlos de aventar en provecho propio las arcas generales.
Tales rufianes, hermanados en la destreza de adrear lo ajeno, hoy por fín desfilan ante los oidores en testimonio y por más que se repuchen con tufiñas y sediciones, uno por uno enfilan, amparados por las rejillas del furgón, la senda severa, ay pena penita pena, del penal, donde van a escocar su jarona los meses, o tal vez los años venideros.
Hala, a poner posturas y a embocar los hoyos del patio del talego. Venga, a lucir las pecheras del camisero particular por el barandal de la galería.Truhanes, a desgastar las abarcas de material por la solana de la chirona. Se acabó el pillaje.
Ante tamaños desafueros, anda el vulgo más decaído que repuchado, más menguado que entero, como si el monto de las barrabasadas y latrocinios fuera tan obligado que al cabo resultara del todo natural y sin enmienda alguna, de tal suerte que su práctica convocara más jiga que ansia de escarmiento.
El arte es que han acampado en las riberas del poder tantos farandangos manilargos, por cierto la mayoría de ellos de la bandada de las gaviotas, o de los charranes como los dicen ahora, sin saber o tal vez a sabiendas, de que El Charrán con mayúsculas, fue un bandido popular en los sierros de Bejar allá por el siglo pasado, y al igual que él, pero sin sus redaños, han laminado los dineros de las escuelas y consultorios para esponjarse la cartilla de Suiza a base del bálago de todos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies