El arca de Noé en Fonseca

28.04.2017 | 04:45
Santiago Juanes

La inauguración de la muestra de Barceló en Fonseca volvió a dejar claro que el cuarenta de mayo no es una fecha que te puedas tomar a broma en Salamanca y que una cosa es el protocolo y otra la hospitalidad. Ambos asuntos van unidos: un caldito hubiese venido mejor que bien durante los discursos a la intemperie igual que en la invitación al acto alguien podría haber puesto en el dress code, abrigo. O haber recordado lo del cuarenta de mayo, que si se dice es por algo. El frío no fue un buen aliado de la inauguración, a la que quizá asistieron tantas personas como medallones tiene el histórico y maravilloso patio del Colegio de Fonseca, muchos de ellos con hombres ejemplares para todos los allí presentes, como lo fueron en su momento para los colegiales residentes. Virtuosos que nos observaban con sus ojos tallados en piedra de Villamayor como a especies encerradas en un arca de Noé, que era el patio. Un bestiario, en definitiva, en el que sobresale en estos días la figura del elefante de la Plaza Mayor al que aludió el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco. Un elefante que evoca el tiempo surrealista de Barceló y Miró; y con el permiso de su equilibro sobre la trompa, es probable que hoy estemos viviendo el final de una época, como ha dicho Cifuentes. Probablemente en la Universidad de Salamanca ya se esté viviendo y ocurra lo mismo en la Junta de Castilla y León o en el Ayuntamiento de Salamanca. Otra cosa es que los protagonistas de ese cambio estuviesen o no en el patio, al menos los que tendrán que liderarlo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies