Totalitarios

23.04.2017 | 04:45
Joaquín Leguina

"La política totalitaria pretende transformar
a la especie humana en una portadora activa
e infalible de una ley"
Hannah Arendt

Es lógico que tras las matanzas islamistas se haya vuelto a sacar a la luz "el choque" de culturas o civilizaciones, pero la palabra cultura, de tan polisémica, ha devenido ambigua y por ir directamente al grano, respecto a las culturas parece necesario utilizar dos axiomas previos:
1. No hay culturas, lenguas o religiones que, a priori, sean superiores o inferiores a otras. Lo dicho no debe confundirse con la candidez, "políticamente correcta", según la cual una pintura naïf de un desconocido artista subsahariano tendría el mismo valor estético que "Las Meninas".
2. Los derechos humanos, es decir, la lista de derechos individuales recogidos en la Declaración de las Naciones Unidas y que tienen su origen intelectual en los ilustrados y en la Declaración de Virginia, son universales y por ello reclamables por cualquier persona en cualquier lugar del planeta.
De ello se deduce que los valores democráticos no pueden ser interpretados como una imposición imperialista o etnocéntrica. En efecto, esta visión se desvanece recordando que los grandes totalitarismos que llenaron de sangre el siglo XX nacieron y crecieron precisamente en Occidente. Los nazis y los estalinistas no eran islamistas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies