Herrera en tono cansino

23.04.2017 | 04:45
Julián Ballestero

El discurso del presidente de la Junta con motivo de la entrega de los Premios Castilla y León el pasado viernes en Valladolid fue de tono bajo. Y no solo porque no contenía mensajes de calado político, sino porque Juan Vicente Herrera lo leyó con cierta parsimonia, con un tono cansino, sin el énfasis y la pasión de otras ocasiones.
No sabemos muy bien por qué, a la oposición en el parlamento regional esa desgana presidencial y esa falta de combatividad de la alocución le sonaron a despedida, como si hubiera mirado hacia atrás para hacer balance (que no lo hizo). Así que, de momento, no hay ninguna espantada a la vista. Lo que sí parece existir es un cierto estado de depresión herreriana, que puede deberse tanto a la pérdida de poder en el partido como al afloramiento de nuevos casos de corrupción en el PP. Ya sabemos, desde hace años, que la proliferación de corruptelas en la formación popular provoca en Herrera un profundo hastío, que en ocasiones le lleva a la melancolía y a veces incluso le produce unas enormes ganas de arrojar la toalla.
Quizás le haya afectado de manera especial el paso por calabozos de su ex colega madrileño Ignacio González, que desde la presidencia del Canal de Castilla abrió las compuertas para llenarse los bolsillos, según todos los indicios. A Herrera, como a otros muchos ciudadanos, lo que más le duele no es tanto la aparición de nuevos chorizos, sino la sospechosa actitud de los dirigentes populares a la hora de combatir la corrupción, de la que no se libra ningún partido, ni sindicato, en España, pero que cada uno la baila con diferente estilo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies