Ahora y siempre

19.04.2017 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Nunca llueve a gusto de todos. Y cuando no llueve, igual. La Semana Santa se ha librado este año de la lluvia, pero a costa de los cultivos, que o llueve pronto y mucho o comenzarán a sufrir las consecuencias de la sequía que se ve venir, tan cerca que hay lugares en los que ya llegó. La Semana Santa ha sido un éxito de asistencia, también de participación, el tiempo acompañó en todo momento, pero a un alto precio, el que nos tocará pagar si antes no cae agua, algo que no parece vaya a ocurrir€ de momento. En abril aguas mil „dice el refrán„, pues este año, a día de hoy, ni gota.
En estos días he cruzado campos de Castilla que se perdían de vista salpicados de espesos bosquecillos de pinos, inmensos campos de un verde esplendoroso entre manchones de amarillo colza, pero con los días contados por un sol abrasador, más de agosto que de abril, y aunque aún quedan reservas, que acabarán muy pronto agotándose, he visto arroyos ya secos, ríos convertidos en hilillos de agua y la impresionante silueta de la Mujer Muerta con el sudario hecho jirones. Sé de alguna cofradía que (sin esperar, como es piadosa costumbre, a San Isidro) aprovechó su procesionar para, de paso, rogar por la lluvia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies