El uranio de Retortillo

17.04.2017 | 04:45
El uranio de Retortillo

La puesta en marcha de la mina de uranio a cielo abierto por parte de la empresa australiana Berkeley, en el remoto Oeste provincial de Salamanca, está dando lugar a una áspera polémica entre los detractores de la futura explotación y los partidarios de su inmediata puesta en marcha.
Vamos por partes. La postura contra la mina está avalada por organizaciones ecologistas, por la propiedad del Balneario de Retortillo y por algunos agricultores y ganaderos de la zona. No es un grupo baladí y sus consideraciones contrarias a la mina son más que respetables.
Pero a esta postura de rechazo de la mina se han agregado una caterva de irredentos urbanitas del verde que te quiero verde y toda clase de voceros de la red, que están en contra de cualquier actividad que vitalice nuestro agonizante Far West, que ellos quieren petrificado en su "autenticidad". Ah, excepto en su obsesión porque proliferen las casas rurales, que para muchos es el único contacto que tienen con el campo el fin de semana que deciden alquilarla y enseñarle al niño una cabra en vivo y un tractor en directo.
El sector favorable a la mina y su inmediata puesta en marcha está encabezado, naturalmente, por la empresa Berkeley, que es la que tiene la concesión para explotar los filones del uranio. La empresa, sabedora de la polémica que la mina levanta, está dedicando enormes esfuerzos a publicitar sus bondades económicas, prometen 2.500 puestos de trabajo, y grandes beneficios ambientales, plantando ya cientos de miles de nuevas encinas En fin, ofrecen DisneYeltes a la vuelta de un par de años.
Tan idílico escenario no es tan cierto, porque la mina dejará enormes costurones en la tierra de difícil reparación, utilizará agua de balsas de acuíferos hoy muy escasos para lavar el mineral , se llevará por delante dos centenares de encinas centenarias y no será un señuelo para los que quieran acudir a tomar las aguas de Retortillo.
Aunque a estas alturas la discusión entre partidarios y detractores es casi irrelevante, porque la Junta de Castilla y León, con la aquiescencia del Consejo de Seguridad Nuclear, ya ha concedido a la empresa al menos una parte de la licencia de actividad, con el apoyo de todos los ayuntamientos de la zona que respaldan la mina.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies