La, la, la

17.04.2017 | 04:45
La, la, la

Exigía Aristófanes un lenguaje con altura para transmitir pensamientos nobles. A pesar de eso, no censuro el colorista tono de Pablo Iglesias en aquella intervención suya del 22 de marzo pasado, la de su ya famosa retahíla: "Me la suda", "Me la sopla"€ Eso sí, aún estoy esperando que Iglesias precise a qué se refería exactamente con ese pronombre "la".
El lenguaje alto no conviene a todos los géneros: la comedia permite incluso las gamberradas. Iglesias, experto en épater le bourgeois, lo sabe: no hay problema si el éxito acompaña al numerito. Habla Cervantes: "¿No se representan por ahí casi de ordinario miles de comedias llenas de mil impropiedades y disparates y, con todo eso, corren felizmente su carrera y se escuchan no solo con aplauso, sino con admiración?".
Bueno, el caso es que no tengo mucho que decir sobre el decaimiento lingüístico de Iglesias. Solo un par de cosas de nada. Primera: algunos de los que han visto atacado a su líder por rebajar el registro han respondido solidariamente: mejor será hablar mal que ser un sinvergüenza, replican. Fina estrategia argumentativa, desde luego. Pero, puestos a elegir, lo preferible es no ser un bellaco y hablar adecuadamente. Adecuadamente.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies