Teatro religioso

16.04.2017 | 04:45
Teatro religioso

El teatro medieval tiene mucho de religioso. La producción dramática servía para ilustrar aquellos aspectos de la liturgia y los misterios que no eran fácilmente comprensibles por el pueblo llano. En el caso de Inglaterra, por ejemplo, el origen del teatro es inseparable de la religión. Ya desde los siglos X y XI tenemos ejemplos de pequeñas representaciones o tropos que explicaban a los fieles, de una forma clara y visual, el mayor de los misterios de la Pascua: la resurrección de Cristo.
Las gentes estaban acostumbradas a convivir con la muerte. Oleadas de peste „peste negra o peste bubónica„ diezmaban a las poblaciones cada dos por tres. Cuando no era esta maldición, eran las continuas guerras. Lógicamente siempre quedaban los candidatos a pasar a mejor vida por causas naturales. Pero nadie había regresado para demostrar si realmente existía el más allá. Nadie había resucitado. Nadie sabía de ningún conocido o pariente que hubiera salido de la tumba una vez enterrado. Por eso, para ilustrar tamaño hecho que no cabía en cabeza humana, la resurrección de Cristo debía presentarse ante los ojos de la feligresía de forma escenificada: puro teatro.
El pueblo asistía en los templos al diálogo de las tres Marías con el ángel custodio del sepulcro de Jesús. El tema inicial del "quem quaeritis?" ("¿a quién buscáis?") fue desarrollándose poco a poco, de tal modo que esos primitivos intercambios verbales se enriquecieron con otros temas litúrgicos ilustrativos y el abanico temático de estos breves textos interpolados en la liturgia se extendió a otras festividades, dando lugar a los denominados "misterios", "milagros" y, más tarde, "moralidades", las cuales, en el contexto español, vendrían a ser verdaderos autos sacramentales.
La puesta en escena dejó de estar en manos de los clérigos para pasar a las de los seglares, y el escenario se desplazó del recinto del templo a los descampados próximos en forma de carromatos preparados para dar cabida a los improvisados actores.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies