Terrorífica empatía

11.04.2017 | 04:45
Juan Mari Montes

Un terrorista roba un camión de carga y decide lanzarse a toda velocidad por una avenida por la que pasea una multitud. Ha sucedido en distintas capitales de Europa. En el paseo marítimo de Niza murieron 85 personas y resultaron heridas 303. Todo el mundo tenemos claro, lo que pretendía ese terrorista: coaccionar a la sociedad y a los gobiernos mediante el ejercicio del terror. A la hora de empatizar también debería estar claro con quien está cualquier persona que no tenga el alma tan podrida como los mismos integrantes de la organización terrorista que reivindica ese salvaje atentado. Nos colocaremos en la piel de cualquiera de los que caminaban por el paseo y mueren atropellados salvajemente por ese camión y en la de sus destrozadas familias. Cualquiera de nosotros incluso podía haber sido una de esas personas que paseaban por ese lugar. Dudo que nadie que no sea un auténtico desalmado o un enfermo se coloque en el lugar del conductor.
Otro día, otro terrorista se acerca sigilosamente a un padre que pasea un domingo por la mañana con su hijo por una calle de un barrio de Bilbao o San Sebastián. Esa sombra oscura que había estudiado de antemano sus habituales itinerarios, cuando llega a su altura saca una pistola y le dispara al padre en la sien.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies