La rebelión de las bases

07.04.2017 | 04:45
Santiago Juanes

Ya me he convencido de que la canción del color esperanza vale igual para una gala solidaria que para un acto de primarias socialistas. Ayer, en el Doña Brígida, Pedro Sánchez fue recibido en la sala con aquello del saber que se puede y el quitarse los miedos, además del ya conocido pintarse la cara de color esperanza. Sánchez transmite esperanza a aquellos socialistas que se sintieron engañados por la abstención y los aplausos a las referencias sobre ese episodio lo revelaban. Habla del socialismo del siglo XXI: si la pana fue el paño fetiche de la Transición, la cazadora de cuero marrón canela de su líder es el icono de los sanchistas, que en el caso de Salamanca son más de los que parecían, para sorpresa de los organizadores del acto de ayer, que vieron duplicadas sus expectativas de asistentes, entre estos muchos vecinos de la provincia y otros llegados de Zamora o Ávila, que aplaudieron cuando fueron calificados como "rojas y rojos", y se sintieron identificados con el recuperado puño en alto y el canto de "La Internacional", cuando la concejal de Villamayor María Cuesta hizo alusión a ello. Vuelve el rojo, el puño y "La Internacional" formando parte de ese PSOE de militantes al que alude con reiteración el candidato Sánchez, un PSOE que debe decidir su futuro, repitió.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies