Plazos eternos

01.04.2017 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

No aspiro a que todos los ciudadanos seamos iguales, a que todas las regiones (impresentables "estados" autonómicos que nos han comido las entrañas, la dignidad y a España misma) lo sean; no aspiro a ello porque no lo somos, porque no lo son€ No aspiro a que el Gobierno de Madrid de turno, como ha ocurrido otra vez hace unos días con Cataluña, deje de regar millones para calmar al independentismo nazi en lugar de aplicar la Ley y la Constitución. Aspiro a que en la España de la Normalidad, por ejemplo Castilla, se cumpla con unos mínimos de inversión y de cariño tanto por parte del Estado como por parte del Ejecutivo autonómico, que no acaba de gestionar esta tierra bendecida por la amargura y el viento.
Aquí, en Sufferingland, cualquier cosita lleva hacerse años, lustros, décadas y décadas. Te haces mayor, te haces adulto, te mueres y las cosas, hablo de cosas básicas, no acaban de llegar. Un kilómetro de autovía en un llano de aquí, se construye en lo que hacen cien en las montañas€ Una vergüenza y una pena. No nos hemos quedado atrás, simplemente nos olvidaron.
Sigue sin cerrarse en Fuentes de Oñoro, aunque ya en obras, la autovía con Portugal -la más importante de los corredores ibéricos- y la autovía A4, que deberá unir algún siglo de estos Oporto con Zamora, se concluyó recientemente con la apertura del túnel de Marão, aunque es un viaje internacional a ninguna parte, pues muere en la misma frontera de Bragança€ En España continua y aparentemente por muchos años la Nacional 122€

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies