Neo lenguas

26.03.2017 | 04:45
Joaquín Leguina

Toda perversión política va precedida de alguna tergiversación lingüística, que consiste en inventarse nuevos nombres para añosas denominaciones. Y no hay que tomárselo a broma, pues cuando cualquier movimiento ideológico toma la posición inatacable de lo políticamente correcto, casi nadie se atreve a poner los límites y ellos acaban por desbarrar. Como desbarre mayúsculo, ahí está la pretensión de las feministas más radicales, empeñadas en imponer al resto de los mortales una neolengua a cuenta de la "visibilidad femenina" auténticamente insoportable. Veamos un ejemplo:
Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de presidente o presidenta de la república, vicepresidente ejecutivo o vicepresidenta ejecutiva, presidente o presidenta y vicepresidentes o vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, presidente o presidenta del Consejo Nacional Electoral, procurador o procuradora general de la República, contralor o contralora general de la República, Fiscal General de la República...

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies