Se acabó el tiempo

25.03.2017 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Ayer, 24 de marzo, se terminó el plazo que Europa le marcó a España para la reforma de la estiba, o sea, para la aprobación del Real Decreto Ley que liberalice y acabe con el monopolio y los privilegios de un sector hasta ahora intocable, el de los estibadores. A partir de hoy Europa puede empezar a cobrarle a España, o sea, a los españoles, la multa de 134.000 euros por cada día que se demore la susodicha reforma, que al año suman casi 49 millones de euros, que divididos por los 46 millones y medio de españoles resulta 1 euro y pico per cápita al año a pagar. Calderilla, porque ¿qué español no asume esta cantidad sin quebranto alguno? Con ahorrarnos un café al año la amortizamos. Que lo pase o no al cobro dependerá del rigor con que se tome Europa nuestro incumplimiento.
El Gobierno ha jugado con los tiempos y ha perdido, o tal vez no, pero tampoco ha ganado, porque los plazos se agotan dando inicio a sus consecuencias. Por ello me multan a mí, como si tuviese alguna culpa, alguna responsabilidad, algún algo de lo que otros han hecho o dejado de hacer, pero también a usted le multan€ y a todos, por lo mismo que a mí, mientras quienes tenían que resolver el problema y evitar los castigos, no se ponen de acuerdo entre ellos porque antes que nada, por delante incluso del interés general, está el negocio de cada uno. Por no sé qué razón no les conviene, o así lo parece, acabar con la causa del problema, que no es negociable. La reforma de la estiba hay que decretarla sí o sí por imposición de la Unión Europea, pero no hay voluntad y esta actitud política tendrá si no la corrigen un alto precio.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies