BALONCESTO
Copa CyL. Final: Perfumerías Avenida 76-Bembibre 37

Mentiras y héroes

19.03.2017 | 04:45
Joaquín Leguina

La mitificación del 11 de septiembre de 1714 como hito en la historia de Cataluña y jornada en la que se recuerda la pérdida de un pasado constitucional frente a una monarquía absolutista nació con la Reinaixença a finales del siglo XIX.
Aquella batalla de 1714 formó parte de una guerra no entre españoles y catalanes sino producto de una lucha sucesoria, que apareció tras la muerte de Carlos II en 1700. Esa lucha enfrentó a los borbónicos, partidarios del Duque de Anjou (nieto de Luis XIV de Francia y futuro Felipe V) con los partidarios de Carlos de Habsburgo.
No es cierto que los catalanes fuesen todos austracistas y los castellanos borbónicos, pues catalanes y castellanos los hubo en ambos bandos y en Cataluña hubo comarcas enteras que se destacaron por su borbonismo, como Cervera, Ber¬ga, Centelles, Ripoll, Manlleu y la limítrofe Fraga.
En 1711, en plena guerra, el pretendiente austriaco, a la muerte de su hermano, el Emperador José I, desistió de sus aspiraciones en España y partió hacia Viena, donde sería coronado como Carlos VI.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies