Don Tancredo

03.03.2017 | 04:45
Miguel Cid

Acaban de terminar los carnavales y dentro de éstos el singular y aguerrido Carnaval del Toro Mirobrigense en el que además de toros y sus peligrosos lances, hay, también, los antruejos de todo Carnaval, esto es, disfraces y chirigotas por doquier.
Uno de estos disfraces, entre los cientos y muy lucidos que ha habido, ha rememorado la histórica y muy celebrada figura de Don Tancredo, vinculada, como se sabe, a los toros y que hizo furor en las plazas taurinas en la primera mitad del pasado siglo. Y es que el invento se basaba en un conocimiento de los instintos del toro que, ante la inmovilidad de Don Tancredo, a la sazón vestido y pintado de blanco, renunciaba a embestir creyendo que era una estatua de mármol.
El autor del disfraz ha sido un farinato muy conocido y admirado, Arturo Regalado, que a sus 86 años, cumplidos en Carnaval, ha mantenido el tipo y el humor, para divertirse y divertir a la gente, como él suele decir; nada más noble y generoso. Aunque también hay que añadir que no osó, como los "Tancredos" históricos, a ponerse delante del toro.
Esto es, ha sido un Tancredo virtual. Y ello me ha hecho recordar la cantidad de "Tancredos" que nos rodean por todas partes y que, ante los problemas que tienen que abordar, en vez de coger el toro por los cuernos, otro símil taurino, optan por hacer de Don Tancredo. Y eso que éste, el auténtico, desde su creador el novillero valenciano Tancredo López, fue un pionero tanto del arte estático como un sugestionador nada menos que del toro bravo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies