Una situación diabólica

01.03.2017 | 04:45
M. Vicente

Aquí no se mueve ni el tato. Por mucho plazo que el PP de Castilla y León abra para que los militantes participen y para que se presenten los candidatos que lo deseen, estoy convencida de que mientras Herrera no termine de deshojar la margarita y decida qué hacer con la vida del partido en su querida Castilla y León, aquí no se mueve nadie. Si Herrera se presenta y lo anuncia el día 3, sobran los otros seis días de plazo, porque está claro que será candidato único y saldrá reelegido casi, casi por aclamación, convirtiéndose en el "barón" territorial más veterano.
Digan lo que digan, y lo diga quien lo diga, hay un miedo atroz en todos los partidos políticos a que haya más de un candidato. Esto de la democracia interna en los partidos y de que los militantes puedan elegir está bien, pero solo en teoría. En la práctica el cuerpo a cuerpo no lo quieren ni en Podemos, que presumen tanto de ser asamblearios hasta para ir a tomar las cañas a la vuelta de la esquina.
En el PP además de miedo, hay todavía mucho respeto por el que ha sido presidente en Castilla y León desde 2002. Pero la situación puede convertirse en diabólica si Herrera se queda mudo hasta el viernes 10 de marzo, fecha en la que expira el plazo para la presentación de los precandidatos. Puede ocurrir „ya sé que es una posibilidad remota„ que el día "D" no haya nadie que haya recogido los pírricos 90 avales necesarios para presentar una candidatura.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies