Que no silencien las campanas

01.03.2017 | 04:45
Alberto Estella

Ya lo ha decretado el alcalde de Valencia, silenciar las campanas de un templo del Siglo XIII, con el natural desconcierto de los vecinos. La próxima será una iglesia de Móstoles del Siglo XII –más de ochocientos años tañendo, repicando, doblando–, so pretexto de "contaminación acústica". Solo un Decreto de Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid, puede impedirlo. Dicen que otros Ayuntamientos regidos por alcaldes, mas progres y anticlericales que preocupados por los decibelios, intentarán enmudecerlas. Llegará un tiempo que no sonará ni la "campana gorda" de Ciudad Rodrigo y que los mariquelos de la cristiandad se queden sin oficio. Y sin embargo, que hermosos son sus toques, como nos anclan a la mejor tradición.
El sábado pasado, en el Casino, en el homenaje a su hermana Carmiña, se lamentaba Ana Martín Gaite que cuando marchó a Madrid dejó de escuchar las campanas, pero aquella mañana, paseando por el Barrio Antiguo, las había vuelto a oír emocionada, había regresado espiritualmente a la capital donde transcurrió su feliz adolescencia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies