La era Trump

24.01.2017 | 04:45
Juan Mari Montes

El primer día, tomó la palabra y les dijo: "Podría disparar a la gente en la Quinta Avenida y no perdería ni un solo voto". Comprendiendo la gente que era un tipo violento, arrogante y tan pirado como cualquier francotirador como los que de vez en cuando asoman a los telediarios después de perpetrar una matanza como esta con la que acababa de amenazarles, irrumpió en una ovación que no duró menos de diez minutos. El aspirante a presidente saludó satisfecho y se piró a conquistar otro lugar.
El segundo día, ya convertido en toda una celebridad, se colocó el tupé y confesó jactancioso: "Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar€ es como un imán, no puedo ni esperar. Y cuando eres una celebridad te dejan hacer todo lo que quieras como agarrarlas por el coño. Puedes hacerles de todo". Un niño que escuchaba con una banderita de barras y estrellas entre la multitud tiro de la falda de su madre y le dijo: "Mamá ha dicho coño". La madre, sin embargo, no estaba para escuchar a otro que no fuera tan apuesto como aquel aspirante a desgobernar el mundo que resultaba ser el tipo más machista, vulgar e impresentable que había conocido en su vida pero como el resto de la multitud que le escuchaba, comenzó a aplaudir embelesada.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies