Fuego amigo

19.01.2017 | 04:45
Tomás Pérez Delgado

Hasta hace poco, los europeos creíamos que nuestra democracia, seguridad y prosperidad tenían bases inconmovibles. Gracias a la responsabilidad de la clase gobernante, al esfuerzo ciudadano y a la alianza con los EE.UU, Europa había ganado la Guerra Fría, había logrado construir el espacio posnacional y democrático de la UE y estaba en trance de superar la gran recesión, contando para ello con el proyecto de la unión bancario-fiscal y con el positivo impacto del futuro Tratado Transatlántico (TTP).
Ahora, todo eso parece comprometido. Dentro de unas horas ocupará la Casa Blanca un hombre que piensa que la OTAN está acabada y que la UE, nacida para competir deslealmente con Norteamérica, es un engendro a eliminar, pues se mantiene en pie en contra la voluntad de unos pueblos que, como habría mostrado supuestamente el Brexit, "anhelan su propia identidad". De esa ideología, que no supera el nivel de una charla de bar, como reiteradamente expuso Hillary Clinton en la campaña electoral, surge una triple promesa: la de levantar las sanciones impuestas a Rusia, reforzando así al mayor enemigo estratégico de la UE „y saldando de paso la deuda por el hackerapoyo electoral de noviembre„; la de romper con el nonnato TTP; y la de lanzar una cruzada proteccionista contra las empresas europeas que operen donde no guste a Trump „por ejemplo BMW en Méjico„. Se dispara, pues, fuego amigo contra la seguridad y la economía de Europa, con cuyo ruido Trump tratará también de acallar las protestas contra la que será su gran medida de política interna: la destrucción del Obamacare.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies