Herrera vela armas

15.01.2017 | 04:45
Julián Ballestero

Como buen heredero del Cid Campeador, el burgalés Juan Vicente Herrera lleva semanas forjando la armadura y templando la espada con las que acudirá pasado mañana martes a la Conferencia de Presidentes Autonómicos, donde se presume una intensa pelea entre líderes regionales a la caza de los euros del Gobierno, sin importar afinidades de partido ni simpatías personales.
Igual que el Cid se encomendaba "a Dios y a su Santísima Madre" antes de entrar en batalla, el presidente de la Junta se ha encomendado a los nuevos dioses, es decir, a los sindicatos, las organizaciones agrarias, la patronal, la oposición en su ala moderada, e incluso a la Federación Regional de Municipios, que tanto corta y pincha en la vida política, como de todos es conocido.
Con el consejo de tan eminentes oráculos, el titular del Ejecutivo autonómico ha elaborado una copiosa ristra de reivindicaciones, tan larga que va a sufrir problemas para exponerla en el muy limitado tiempo concedido a los presidentes en el cónclave matinal, cuya apertura corresponderá al Rey Felipe, seguido de Mariano Rajoy, dos personajes de verbo fácil.
Lleva Herrera en el zurrón la exigencia (es un decir) de que se tenga en cuenta el envejecimiento de la población y su dispersión en el territorio a la hora de fijar el nuevo sistema de financiación autonómica. Un empeño loable si logra torcer el brazo de Montoro, el hombre del puño de hierro. De conseguirlo, sería la primera vez que Castilla y León araña mejoras en el reparto de los dineros del Estado, del que tantas veces ha salido trasquilada en favor de los de siempre: Cataluña, Valencia, Andalucía€ y por supuesto, País Vasco y Navarra, a las que el Gobierno les echa de comer aparte.
En las mismas alforjas reivindicativas ha incluido el presidente de la Junta el arreglo del agujero en la atención a los dependientes, que según la ley debería pagar el Estado ´a pachas´ con las autonomías pero que, al menos en esta tierra, corre a cuenta de la autonomía en un 80%. Pretender que Montoro ponga la mitad del gasto en Dependencia será tan difícil como conseguir que un miembro del Clan de los Pujol entre en la cárcel, pero es verdad que se han visto cosas más difíciles y cualquier día un juez con la toga bien puesta enchironará a cualquiera de los mayores defraudadores del Reino.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies