Don Deme

11.01.2017 | 04:45
Santiago Juanes

A Luis Miguel Mata le gustaba ver a Demetrio Gómez Planche, don Deme, como el hombre que le hablaba a los coches, y estos le respondían. Al modo de Robert Redford en "El hombre que le susurraba a los caballos". Aprendió el oficio de amar a los coches de su padre, carrocero, así que de ahí le venía la práctica de hablar con los vehículos y después contar lo que estos le decían. Bueno, no todo, porque a don Deme los coches le contaban muchas cosas de sus dueños y algunas, naturalmente, no las relataba porque eran inconfesables. Demetrio Gómez Planche hablaba todas las lenguas de los coches, de tal forma que platicaba con idéntica fluidez con un Mercedes que un Ferrari, aunque su lengua favorita era de la de los Hispano Suiza. Parecía un nativo tal cual. Los coches, no solo le contaban sus interioridades, también le relataban pormenores de sus antepasados así que cuando gestó en la cabeza el Museo de Automoción con sus vehículos tenía claro que en algún espacio había que colocar la palabra "Historia". Y ya ve, el rey Juan Carlos, cuando vino a inaugurarlo, se subió a una de esas piezas históricas de la automoción.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies