Se acabó la fiesta

07.01.2017 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Los Reyes ya están de regreso a casa. Hicieron lo que tenían que hacer y, adiós, hasta el año que viene si Dios quiere. Con la marcha de los Reyes se acabó la fiesta y empieza por así decirlo el año con la vuelta a la normalidad, siendo las rebajas su mayor y más inmediato reflejo, rebajas que han comenzado con muy buenas perspectivas.
El gremio de comerciantes prevé una cuesta de enero con menos pendiente que otros años, ha tenido un buen 2016 y espera que esta tendencia se mantenga y se refleje de manera positiva en estas rebajas, que pueden ser el síntoma de que pese al desbarajuste político del año pasado no todo ha ido mal. Muchos indicadores sociales reflejan la recuperación, lenta, pero sostenida, de la economía, que se aprecia en detalles de una evidencia que no deja lugar a dudas: el consumo en alza, el turismo creciente, que se ha visto estos días en la calle, en los bares, las cafeterías, los restaurantes, las tiendas... a tope. No es para tirar cohetes, pero que la situación económica hoy, sin ser buena, está mejor que hace un año es algo que salta a la vista no obstante lo mucho que queda aún por hacer hasta conseguir una recuperación satisfactoria, que no se alcanzará mientras los parados „cuyo número mantiene una tendencia continua a la baja, los últimos datos revelan una evolución clara en sentido favorable„ se sigan contando por millones. Con el lastre de la crisis que dejaron tras su paso los gobiernos anteriores no se puede pedir más, porque acabar con sus durísimas consecuencias no es cosa de una legislatura€ ni de dos.
Lo que llevamos de año, con los políticos de vacaciones (no sé si merecidas, prefiero no entrar en detalles) y la actividad casi paralizada o paralizada del todo „cosa que el vulgo en el fondo les agradece„, no cuenta y no contará hasta el próximo lunes que es cuando se supone la vuelta a la normalidad política, laboral, académica€, o sea, a lo cotidiano, que nos permitirá recuperar el día a día que con tanta fiesta se acaba echando de menos. Y es cierto. Tanta celebración cansa. Ya solo queda el fin de semana, así que a descansar de lo bailado, lo comido y lo bebido, ya que el año que nos espera va a ser ni más largo ni más corto que otros, pero sí duro y difícil, y habrá que empezarlo en plena forma. El año, a efectos prácticos, comenzará el lunes.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies