El rey niño

06.01.2017 | 04:45
Santiago Juanes

La crisis es historia, como la desaceleración aquella. Se acabó la depresión. Entramos en un tiempo nuevo de luces y fantasía. De cuento. La Cabalgata de Reyes que recorrió ayer Salamanca flanqueada por niños es la prueba evidente. Nuestro concejal de Cultura, Julio López, con la autorización, espero, de su homólogo de Hacienda, Fernando Rodríguez, ha tirado la casa por la ventana con este pedazo de cabalgata llena de bombillas, medusas, peces y personajes de cuento, una cabalgata que era un rosario de carrozas cada vez más alucinantes que (siempre hay un pero) empequeñecían a los Reyes Magos. Hubo un momento en el que pensé que era un efecto de la medicación antigripal pero no, era real, de cartón piedra y leds. No hay mejor manera de afrontar este año „sobre todo estos oscuros meses iniciales„ que con una inyección de autoestima así de potente. Que le den al precio del petróleo y la presidencia de Trump, nuestra cabalgata de Reyes Magos es toda una premonición. En fin, una vez más disfruté a lo grande gritando a los Reyes hasta conseguir su saludo, aunque en esta ocasión fue solo Baltasar el que lo hizo. Le he dejado ración doble de Oporto y dulces albercanos de Mari Luz con la certeza de que le gustará.
Cuando esta mañana de Reyes me despierte y vea los regalos, miraré de nuevo a mi vecino y paisano Gabriel y Galán, que moría en Guijo de Granadilla un día como hoy. Ayer tuvo muy buena compañía durante la cabalgata: la de Juan José Aliste, por ejemplo. Ambos compartimos vecindario. El Ama y la Montaraza, que acompañan al poeta, también forman parte de una de mis primeras visiones matinales.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies