El deseo

02.01.2017 | 04:45
El deseo

No podía ser de otra manera, está recién nacido el nuevo año, no queda otra sino los buenos propósitos, los grandes compromisos y deseos varios. Los hay de todos los tipos y de todos los tamaños, unos más reales y posibles, otros no los alcanza ni San Judas Tadeo.
Preguntas y te encuentras respuestas muy variopintas, desde quién quiere dejar de fumar hasta quién desea a Julián Lanzarote de nuevo como alcalde de la ciudad. En fin, que hay de todo como en botica.
Lo importante es que cada uno tengamos deseos, por peregrinos que sean. Por ejemplo, alguien un buen día deseó ver Salamanca cubierta de granito y su sueño y deseo parece que poco a poco se convierte en realidad, cual mancha de aceite el granito se apodera de la ciudad y la conquista lenta y silenciosamente.
Hay quien se conforma con menos y solo desea ver la Plaza Mayor libre de casetas y de todo aquello que entorpece la visión y el disfrute de un espacio y un marco incomparable como es el ágora salmantina.
Libre de casetas que brotan como setas en las ferias de septiembre, les gustaría y desearían ver otros la ciudad. Evitando además daños colaterales. Daños, algunos muy parecidos, a las visiones escatológicas que se hacen presentes tras la nochevieja o botelleja universitaria.
Hay quienes desean la solución de la crisis de este país, que dimita Rajoy, que Pedro Sánchez sea presidente, que nuestro obispo Carlos sea más breve en sus homilías, que sea consciente de que es querido en Salamanca y que una sonrisa ilumina más que muchos sermones. No me digan que no son deseos entrañables y cariñosos, por lo menos el que atañe a nuestro obispo.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies