La sobremesa

16.12.2016 | 04:45
La sobremesa

Casi son las doce de la mañana. Del edificio de la Bolsa de Nueva York salen trabajadores que, aunque encorbatados, no les importa sacar de un recipiente de plástico una especie de bocadillo que se comen en un santiamén. Acabado el frugal refrigerio y casi sin mediar palabras regresan a su trabajo.
Otro escenario. Edificios que albergan las Instituciones Comunitarias en Bruselas. Aproximadamente a la misma hora que el dato anterior, multitud de funcionarios se acercan al comedor. Cada uno coge una bandeja y se suministra lo que más le apetece de la comida del día. La escena es más bulliciosa que la anterior pero el tiempo de reponer fuerzas es breve. Pronto abandonan la bandeja en su sitio y marchan a la oficina. Unos y otros a las siete u ocho de la tarde se encuentran en su casa cenando en familia. Un poquito de charla o televisión... y la cama espera.
Tercer escenario esta vez presenciado por mí. Hace unos tres años hice un viaje organizado por Alemania, país que solo conocía parcialmente. Me acompañaba una hermana que estaba en mi misma situación. La primera noche la pasamos en Frankfurt con la mala suerte que desde la ventana de la habitación se veía un edificio de oficinas. No sé que hora sería; lo que sí puedo decir es que a las cinco de la madrugada la luz de los despachos en los que ya trabajaban afanosamente, iluminaba la habitación. Se comprenderá nuestra sorpresa negándononos a reconocer que fuera su norma habitual.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies