De Guijuelo, hasta los andares

02.12.2016 | 04:45
De Guijuelo, hasta los andares

De la fotografía de las lonchas de cinco platos de jamón extendidas sobre una camiseta salió la elástica del Guijuelo que luego dio la vuelta al mundo. La lanzó en 2015 y, sólo un año más tarde, el gigante El Pozo, una de las grandes empresas que se han enganchado al mercado del ibérico, decidió vestir también con una camiseta de lonchas de jamón a su equipo de fútbol sala.
Primero, Guijuelo, después, el resto, que siempre acechan. Ocurrió con la Denominación de Origen, donde la de Guijuelo fue pionera y es fundamental que vuelva a pasar ahora. En un momento delicado para la industria tradicional del ibérico, ayer Guijuelo volvió a situarse y lo hizo a través de la ilusión de un equipo de fútbol.
El mago ilusionista fue Jorge Hernández, que consiguió lo imposible: unir a las empresas de Guijuelo en torno al equipo de fútbol. De las 200 industrias que hay registradas en Guijuelo, 150 están ahora de una manera u otra ligadas al equipo. En un pueblo de empresarios reservados, el presidente ha logrado que todos caminen en una misma dirección, que es la del apoyo al equipo y de Guijuelo.
Llamó a mil puertas, se reunió con un montón de empresarios, creyó siempre en que el Helmántico tenía que ser el escenario... y cuando consiguió todos los apoyos necesarios se lo agradeció a las empresas con detalles como el de la publicidad en el estadio o los logos de las distintas industrias colocadas en las camisetas en lugar del nombre del jugador.
Extremadamente cuidadoso en procurar que su empresa no destaque por encima del resto, porque sabe que eso puede ser el final, su magia ha conseguido el imposible del todos a una.
De su puerta a puerta salieron los bocadillos, con el mérito añadido de que este año los industriales guardan más celosos que ningún otro sus jamones ibéricos, porque hay muy pocos de cebo para Navidad y se venden como la espuma.
Y su ilusión contagió a la directiva y a los voluntarios, y hasta al ´recuperador´ de futbolistas del equipo, que tuvo el detallazo del partido con ese jamón-botiquín de fibra de carbono que construyó a partir de una pata de ibérico de 9 kilos.
Quería dar una sorpresa a todos, y vaya que la dio. La imagen del jamón con asas ha dado la vuelta al mundo, y fue el gran ovacionado en el estadio Helmántico, donde prácticamente nadie de esas 16.000 almas que lo llenaban se quedó sin aplaudir o sin pedir llevarse a casa "ese botiquín". No fue la idea de una gran empresa, fue un trabajador más del equipo el que puso su esfuerzo para que en el Helmántico no faltara ni un detalle y todo oliera a jamón de Guijuelo.
Guijuelo es el reflejo de su equipo de fútbol. Una localidad de 6.000 habitantes, de gente curranta enamorada de su trabajo, emprendedora y que transmite la ilusión por todo lo que hace. Más de uno lloró al ver el campo lleno, coreando el nombre de Guijuelo. No era para menos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies