Los pañales, las pesetas y la casa de los líos

01.06.2016 | 04:45
César Lumbreras
César Lumbreras

No se usted, querido lector, pero yo me acuerdo mucho de la peseta. Creo que no hay día en el que no tenga un recuerdo para la antigua moneda española. Cuando compro algún producto, hago el cálculo en euros y paso la cifra a "pelas". Debe ser cosa de la edad. Además, en los últimos días ha estado todavía más presente en mi memoria por varios hechos.
En primer lugar, estaba hojeando uno de mis libros de cabecera, Celtiberia Show, de ese genio que fue Luis Carandell, cuando, al pasar una página, me encontré con un billete de mil "rubias", que debí dejar olvidado hace ya mucho tiempo. Allí se quedó. Pocas horas después recibí un correo electrónico de un oyente de Agropopular, en el que me solicitaba que incluyese en la sección del comentario de mercados los precios del girasol y pedía-exigía que los facilitase, no en euros, sino en pesetas por kilo.
Por raro que parezca, es una petición que se repite todos los años por estas fechas, cuando se recoge la cosecha de cereales y los agricultores quieren las cotizaciones de la cebada, el trigo y el centeno en pesetas por kilo y no euros por tonelada. Es la referencia que han tenido en su cabeza siempre.
El último recuerdo a la peseta me surgió ayer cuando supe que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), también conocida como "la casa de los líos" por el "gran carajal" que sus máximos responsables tienen montado dentro, ha impuesto un multazo de los gordos a siete empresas que fabrican pañales para adultos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies