De Esperanza y del individuo

19.05.2016 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado
Juan Carlos García-Regalado

No pude atender la invitación que me cursó Alberto Estella para asistir en el Casino a la presentación del libro de Esperanza Aguirre, "Yo no me callo". Y bien que lo sentí, porque no voy a descubrir aquí mi sintonía ideológica con la veterana política que, al contrario que la mayoría que dice estar en el centro-derecha, no ha perdido sus convicciones liberales y quizá por eso, por liberal y por no haberse entregado a la hipocresía del buenismo, haya caído en desgracia y relegada a un papel secundario, cuando no de "rubia tonta". Los mediocres de su propio partido, casi todos hombres, bien se entregaron a bajarle los humos -no digamos las aspiraciones de poder- a la ex ministra de Aznar, a la que nunca han entendido. En un país de analfabetos funcionales, y subiendo, lo de "liberal" suena a peligroso. Radical es hoy lo "cool", como Marine Le Pen, Trump, los Castro, Maduro, Sean Penn, Oliver Stone, o Pablo Iglesias. Defender la libertad del individuo y la democracia (secuestrada por la telecracia) está trasnochado: cosas de pijos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies