Por una cultura de pacto

12.05.2016 | 04:45
Tomás Pérez Delgado
Tomás Pérez Delgado

Es obvio que el naufragio de la pasada legislatura tuvo dos responsables: en primer lugar, el PSOE, refractario no ya a negociar algún acuerdo de gobernabilidad con el PP, sino hostil incluso a hablar con el representante de 7,2 millones de ciudadanos; y, en segundo término, Podemos, cuyo eje de actuación, como se aprecia en estos días de precampaña, no es otro que hegemonizar la izquierda, fagocitando sus distintas familias.
Sin embargo, muchos votantes y dirigentes socialistas, sobre todo los históricos, no se oponen en principio a alguna aproximación al PP, porque si el desacuerdo entre populares y socialistas es profundo en el campo de la política socioeconómica, no es menos cierto que ambos se mueven en el espacio que impone la pertenencia de España al euro y a la UE, por no hablar del acuerdo básico sobre cuestiones candentes como el terrorismo islamista o la unidad nacional. Y entonces, ¿a qué achacar la actitud socialista hacia el PP, cuando es Pedro Sánchez quien ha logrado el incuestionable éxito de concluir un acuerdo de gobierno con una fuerza de centro-derecha, muy similar al PP, como es C´s?
Pues bien, aparte el miedo a que los populistas manipulasen a modo los hipotéticos contactos del PSOE con el PP -lo que ha servido de coartada para la estrategia adoptada por Sánchez-, la verdadera respuesta quizá se halle en la cultura de desprecio moral que desde el PSOE se viene destilando desde hace años contra el PP, cuyo conservadurismo le incapacitaría para cualquier contacto con los progresistas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies