CJC

11.05.2016 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

A Javier Galán, jubilosamente
Este año se celebran varios centenarios de hombres ilustres. ¿Y qué oficios tenían? De los tres que cumplen los 400 años, Shakespeare fue poeta, dramaturgo y actor; Cervantes, soldado, escritor, comisario de abastos y recaudador de contribuciones; y Garcilaso poeta y militar. ¿Solamente? Eso no es nada comparado con nuestro paisano Torres Villarroel, que además de escritor, médico, sacerdote y profeta, escribió: "salí gran danzante, buen toreador, mediano músico y refinado y atrevido truhán". Pero a su vez el salmantino, y todos los que ustedes me puedan citar, son superados cumplidamente en quehaceres o aficiones por un gallego que nació hoy hace exactamente cien años: "pintor, guionista, actor, filólogo, caminante, torero, geógrafo, periodista, senador, gastrónomo, erudito, cartero honorario, profesor y académico", según relación pormenorizada de su único hijo. Pero seguramente olvida, o no quiere recordar que, además „y algunos oficios se quedarán en el tintero„, fue erotómano, proctólogo aficionado (sorbía una palangana de agua por retambufa), poeta, caballero y villano, censor, putañero, inventor de palabras, algún cabrito dice que confidente policial, vagabundo, provocador y coplero (pudo pensar en el agitador de la peor memoria histórica cuando escribió: "La paloma de la paz / acabó asada en el plato / sabroso pero barato / de un político voraz").

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies