La venganza se sirve en plato frío

10.05.2016 | 04:45
M. Vicente
M. Vicente

Ya no hay duda de que a Pedro Sánchez le queda un telediario y medio, mientras tanto que aproveche las galas y pasee por la alfombra roja, que luce estupendamente al lado de su flamante mujer. Que disfrute también en este tiempo de descuento para soñar en presidente, es decir para reunirse con líderes regionales que juegan a convertir una región de España en el país de "Nunca jamás", porque mientras él se entretiene en ensoñaciones pueriles, otros ya le están preparando la salida, y no creo que sea con un acto de despedida con alfombra roja, ni siquiera le pondrán un vulgar felpudo.
Ayer el líder extremeño ya fue preparándole el camino. Dijo y reiteró que Susana Díaz se presentará tras las elecciones de junio para suceder a Pedro Sánchez. No fue un lapsus, ni siquiera una declaración con doble interpretación, porque lo repitió dos veces por si alguien no le había entendido bien. Y Susana, a la que no se le conocen ni una buena palabra ni una mala acción, lleva ya un tiempo sin negar que en el futuro „más cercano que nunca„ pegará el salto desde Despeñaperros a Madrid para recomponer los trozos que queden del PSOE.
Tendrá que ser de nuevo un político andaluz el que tome las riendas para que el PSOE vuelva a gozar de la hegemonía que tuvo en los tiempos de Felipe González, porque desde que éste dejó la política, los socialistas no han vuelto a recuperar la confianza en un líder, por mucho que el vallisoletano José Luis Rodríguez Zapatero ganara las elecciones en 2004 y en 2008.
No nos engañemos, a Susana Díaz, entre otros, le debemos que a estas alturas no estemos gobernados por un "pluripartito" de la extrema izquierda. Seguramente también será la responsable de que no haya un Gobierno de gran coalición integrado por PP, PSOE y Ciudadanos, porque ella se ha pronunciado abiertamente también sobre la imposibilidad de pactar o acordar con el PP, con o sin Mariano Rajoy. En definitiva, a Pedro Sánchez su comité y Susana Díaz, que vale lo que vale el mucho peso que tiene la Agrupación Andaluza, lo ataron de pies y manos, porque si por él hubiera sido se habría sometido a Pablo Iglesias lo que hubiera hecho falta con tal de estar ahora mismo en La Moncloa.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies