El gato de la suerte con palo selfie

09.05.2016 | 04:45
El gato de la suerte con palo selfie
El gato de la suerte con palo selfie

Que 400 ciudadanos chinos pasen o no por la puerta de tu tienda quizá no te solucione el mes, pero desde luego sí que puede arreglarte el jueves y seguro que también el viernes y el sábado. En estas cavilaciones se habrían sumergido no pocos comerciantes de Toledo con motivo de la visita urgente de los ya famosos 2.500 turistas chinos a la ciudad imperial. Los imagino buscando la manera de convencer a la organización para que el grupo incluyese su calle en el recorrido. Eran empleados de una multinacional y no millonarios caprichosos, pero hay que ponerse en situación: no se ha tratado de cinco despedidas de soltero ni de una excursión multitudinaria de jubilados: han sido 2.500 personas nada menos, llegadas de muy lejos, ávidas de emociones y de fotos de recuerdo. Y aunque vengan con casi todo pagado, hay que estar al quite para venderles lo que sea, desde una flamenca para su televisor chino a un paquete de pilas para la cámara de fotos.
Las vacaciones en Europa con las que el señor Li Jinyuan premia a sus empleados de la empresa Tiens „chinos en su mayor parte, aunque proceden de 40 países„ han aportado estos días un poco de aire fresco entre tantos aburridos titulares entregados a los tejemanejes políticos. Este alto ejecutivo ya acompañó personalmente el año pasado a un grupo similar a la Costa Azul y fue noticia insólita en todo el continente por lo chocante del masivo desplazamiento. Esta vez nos ha tocado el gordo de algún modo y en España no pocos que viven del turismo se han sentido como los vecinos de Villar del Río esperando a míster Marshall. De hecho en algún lugar ya se les ha recibido a los foráneos, no sin cierta guasa, con el cántico de "amigos chinos, os recibimos con alegría", recordando la inmortal película de Berlanga. Pero fuera del anecdotario propio de un desembarco tan inusual como este, se estima en cuatro millones de euros el desembolso que la excursión de Tiens podría dejar en Madrid. Y este dato ya despeja, aunque sea por un momento, todo el envoltorio de frivolidad que acompaña a la noticia e invita a algunas reflexiones.
Además de las obligadas visitas a Madrid y Barcelona, Toledo fue la vencedora en una pugna de despachos en la que litigaron varias ciudades Patrimonio de la Humanidad. Así lo confesaba la alcaldesa Milagros Tolón, mientras se hacía fotos con los directivos de la empresa con gesto exultante y vestida con un oportuno abrigo rojo, el color de la buena suerte para la cultura china. A la socialista Tolón no le sonó la campana por casualidad. En Salamanca acabamos de vivir una apasionante experiencia convirtiéndonos en la Verona del siglo XVI en una apuesta que ya ha tenido su primer impacto promocional a través de la popularidad de los protagonistas del proyecto de serie Still Star-Crossed, de sus redes sociales y de los medios de comunicación. Pero el proyecto aún tiene que cuajar con la emisión de la serie televisiva. Por su parte, Toledo ya se ha marcado un tanto llevándose el gato al agua, y aquí quien dice agua puede entender ´orillas del Tajo" y quien dice "gato" comprende fácilmente que me refiero a ´miles de chinos´. Un gato de la suerte que, como el de los bazares, también levanta repetidamente el brazo, pero esta vez armado de un palo-selfie para hacerse fotos sin parar.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies