Vuelta a casa

07.05.2016 | 04:45
José Antonio Bonilla
José Antonio Bonilla

La noticia saltó a los medios de comunicación, el jueves: La Generalidad ha devuelto una mínima parte de los documentos que se llevaron indebidamente del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca. Para los salmantinos este asunto es de frustración, prefieren olvidarlo. Es la única buena noticia que recuerdo, pero cae en un campo abonado por el escepticismo. Lo que no quiere decir que el presidente de la Asociación de Defensa del Archivo lo haya visto como un éxito, pero añade, que hay que seguir trabajado. Son los únicos que mantienen levantada la bandera de la defensa con esperanza. El hecho fundamental es que los "Papeles de Salamanca" han dejado de tener interés para los políticos de una y otra orilla, ya no es la moneda de cambio y nadie está dispuesto a defenderlos. En dos ocasiones por ese motivo sacaron la ciudadanía a la calle, las llenaron. Los documentos de la Guerra Civil fueron un problema, el tiempo que los políticos quisieron. A estas alturas ya sabemos cuales eran las intenciones solapadas de los separatistas: romper España; y las razones ocultas de los gobiernos de Madrid, buscar dilaciones para que esto no sucediera bajo su mandato. Las manifestaciones, por muy masivas que sean, no sirven para nada, es otra experiencia que he sacado. A la vista está, como ejemplo, lo sucedido con los documentos del archivo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies