Que sucede con el populismo

24.02.2016 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

Lo cual que hablando desotro día con unos chicos de la Ponti, les advertía que formaran su propio criterio, que no se dejaran embaucar, porque lo que los políticos pretenden es que la gente forme rebaño; que se entontezca con la tele; pague sin decir ni mú los impuestos; compre las marcas que le ofrecen sugestivamente los anuncios que encandilan, como esas historias eróticas de medio minuto, con perfume carísimo por medio; escuche entontecido las milongas que le cuentan los líderes; y que vote al más guapo, al que parece más limpio de pecado – aunque esté manchado hasta las trancas -, o al que ofrece un paraíso inexistente. Por eso, la primera recomendación a la juventud es leer, leer, leer€ Que en España nos ponemos delante de los toros, pero – como ha dicho Anguita -, delante de un libro salimos corriendo.
Otra fuente de datos para forjar una opinión rigurosa, es el ejemplo –el mejor predicador, decía Cisneros -, o sea, el evangélico "por sus hechos los conoceréis€". Como sigo sin explicarme cabalmente que la víbora con coleta, Pablo Iglesias, haya logrado cinco millones de votos, me pregunto si sus electores van cayendo del guindo según llegan noticias de los países a los que Podemos ofrece como modelo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies