Cataluña en Europa

29.10.2015 | 04:45
Tomás Pérez Delgado
Tomás Pérez Delgado

La gran recesión abierta en 2007, de la que apenas estamos saliendo, y el problema de la masiva inmigración procedente de Siria y de varios países afroasiáticos han llevado a la Unión Europea a la crisis quizá más honda de su exitosa y ya dilatada trayectoria histórica. En muchos Estados, las fuerzas políticas que venían garantizando la estabilidad ceden su primacía a partidos populistas escasa o nulamente identificados con el proyecto de construcción europea. El caso más notorio es el de Hungría; desde el domingo pasado, el de Polonia; y desde ahora mismo el de Cataluña.
La victoria por mayoría absoluta del partido polaco Ley y Justicia „PiS„ ha sido el amargo fruto de una campaña electoral demagógica, centrada en culpar a la UE de la "invasión" islámica del Viejo Continente y en prometer a las clases populares, castigadas por la crisis y el desencanto político, unos avances sociales de más que improbable financiación. Todo ello envuelto en una retórica plagada de tópicos sobre grandeza nacional, ataques a la Europa Comunitaria y promesas de restauración de los valores morales tradicionales, comprometidos por el laicismo de los liberales. En la estela del húngaro Orban, los dirigentes de PiS hablan de un gobierno enérgico, es decir, desdeñoso respecto a los controles legales y los contrapesos jurídico-políticos propios de la democracia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies