Romper el suelo

20.10.2015 | 04:45
Juan Mari Montes
Juan Mari Montes

Recuerdo con nostalgia el primer reloj que tuve en mi vida: una monada de marca Timex que me regalaron por mi cuarto cumpleaños. Sin embargo, lo que hacía aquel reloj verdaderamente legendario no era su coqueta apariencia ni su precisión horaria sino su aparente resistencia a los golpes accidentales que pudieran deteriorar su integridad. De hecho el anuncio publicitario que pasaban por la televisión de aquella marca de relojes es que si uno caía accidentalmente al suelo, en vez de romperse el reloj se rompía el suelo. En serio. Como si el suelo fuera de cristal y el reloj de plomo. El caso es que tras contemplar aquel anuncio yo salí a la calle y con determinación arrojé el Timex contra la acera para partirla en dos mitades. Pero la acera se resistió.
No sé si fui el único tonto que en su infancia hizo añicos un Timex contra el suelo, pero al poco tiempo nuestros gobernantes advirtieron que había que salvaguardar los derechos de las inocentes criaturas que somos y decidió redactar un código de buena conducta publicitaria para regular una serie de normas deontológicas que se aplicarían en cualquier actividad publicitaria.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies