Capital de la memoria

19.10.2015 | 04:45
Capital de la memoria
Capital de la memoria

Los salmantinos tenemos que felicitarnos por la apertura hoy a los ciudadanos del Centro Documental de la Memoria Histórica. Está por ver el interés que despertará la oferta de actividades que nos presentará el Ministerio de Cultura, pero que Salamanca pueda disfrutar desde hoy de un servicio cultural de esta índole y de una instalación de esa relevancia será siempre una gran noticia. Y no estamos sobrados de ellas últimamente. Con el comienzo esta tarde de las actividades, vuelve la vida al palacio neoplateresco erigido en 1932 y firmado por el arquitecto salmantino Joaquín Secall, cuyo último uso fue el de Tesorería General de la Seguridad Social antes de que el Gobierno decidiese convertirlo en sede de esta instalación. Fueron 42 meses de laboriosas obras, desde septiembre de 2011 al pasado mes de marzo, en los que el interior del inmueble fue rehabilitado por completo con una inversión cercana a los 10 millones de euros hasta su inauguración el pasado 19 de marzo. Entonces faltaban dos meses y cinco días para las elecciones municipales y autonómicas.
Hoy se abre a los salmantinos el nuevo Centro Documental de la Memoria Histórica cuando faltan dos meses y un día para otras elecciones, esta vez generales. Me dirán ustedes que es una simple casualidad y que me fijo en naderías sin importancia, pero es que la última vez que la última ministra socialista de Cultura, Ángeles González Sinde, visitó Salamanca en el ejercicio de su cargo fue precisamente para poner la primera y simbólica piedra del futuro Centro de la Memoria. Era el 24 de noviembre de 2011 y también faltaban dos meses menos cuatro días para unas elecciones, las que tumbarían al gobierno del PSOE y llevaron a la Moncloa a Mariano Rajoy. Los horizontes electorales a dos meses vista han sido la clave para que este proyecto avance hasta ser hoy una realidad. Antes del inicio de la obra, tuvimos seis años de promesas y excusas derivadas de la crisis, desde que en 2005 Zapatero anunciase la creación de este centro en Salamanca como larga cambiada taurina para distraernos de la evacuación masiva de papeles del Archivo de la Guerra Civil con destino a Barcelona. La Ley aprobada el 17 de noviembre de 2005 anunciaba la apertura del nuevo centro en Salamanca "en el plazo de un año". Pero no fue un año; han sido nada menos que diez. Y admitamos que el retraso no ha soliviantado a la sociedad salmantina, habituada a olvidos y marginaciones en infraestructuras verdaderamente urgentes y necesarias. Ahí están las autovías, por fin toda una realidad después de años de una sonrojante carencia que frenó el desarrollo provincial. Y qué decir de las comunicaciones ferroviarias, cuya renovación y modernización hemos logrado esquivar, muy a nuestro pesar, hasta alcanzar una de las ratios más tristes comparando calidad de transporte por kilómetro de vía. El Centro de la Memoria Histórica era ese gran proyecto cultural que se iba quedando de una a otra legislatura sin que hubiera un concepto claro de la aportación que supondría a la ciudad.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies