El acuerdo transpacífico

15.10.2015 | 04:45
Tomás Pérez Delgado
Tomás Pérez Delgado

Al comienzo de su presidencia, Obama dio a entender que pensaba imprimir un giro asiático a la política internacional de Estados Unidos. En aquel tiempo pareció, sin embargo, que el mundo islámico „recuérdese su discurso de 2009 en El Cairo„ compartiría la prioridad otorgada a Asia, dada la agobiante herencia recibida de Bush y de su guerra contra el terror. Pero el fracaso militar en Irak, la resistencia de Netanyahu a una pax americana en Oriente Medio y el agotamiento de las esperanzas de la primavera árabe aclararon definitivamente las cosas. Asia volvía al centro de la política exterior de Obama.
Su primer efecto ha sido el compromiso sobre el programa nuclear iraní, alcanzado en Viena tras largos meses de negociación. Ahora llega un segundo y trascendental resultado, como es el Acuerdo de Asociación Transpacífica „TPP en sus siglas inglesas„, que es el mayor tratado de libre comercio alcanzado hasta la fecha, suscrito por 12 países de Asia y América. Gracias a ambos, los Estados Unidos logran recomponer a su favor los equilibrios estratégicos imperantes, tanto en Medio Oriente como en el Asia Pacífica. Esta última es la región más dinámica del mundo, su auténtico centro de gravedad económica, sobre el que China trata de ejercer influencia decisiva, incluso ahora, cuando se advierte una clara reducción de sus expectativas de crecimiento.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies