Lucía/Luisa

14.10.2015 | 04:45
Santiago Juanes
Santiago Juanes

Era Luisa de Medrano y no Lucía. Lucio Marineo Sículo, que escribió mucho de ella, nos equivocó durante muchos siglos. Luisa López de Medrano y Bravo de Laguna Cienfuegos se quedó en Lucía y todo lo que lleva su nombre lo hace con cargo a Lucía desde que en 1943 se acuerda su nombre para el instituto femenino: "denominación que estimulará las ansias de superación científica de los alumnos (sic) y contribuirá a la par a destacar su figura egregia de la filología renacentista española y lumbrera de la Universidad salmantina del siglo XV". Una cita que debo a Enrique Valdeón, quien con toda intención llama la atención sobre el hecho de que se cite a "alumnos" cuando el instituto sería femenino. La costumbre. Al fin y al cabo, las primeras bachilleres llegaron a las aulas en 1885, cuando el instituto se encontraba en las Escuelas Menores. Total, ayer, como quien dice. Sabia, bella, joven y cultísima, nos dice Lucio Marineo Sículo, totalmente rendido a su presencia, o más bien se lo dice a los Reyes Católicos. La carta la reproduce María Dolores Pérez-Lucas Alba en su libro "Mujeres singulares salmantinas" y en ella Lucio proclama que "ahora, por fin, conozco que la naturaleza no ha degenerado el ingenio de las mujeres", lo cual, por cierto, podrían aplicárselo seis siglos después unos cuántos que yo conozco. También la universidad, donde la mujer tiene una presencia destacada pero no tanto cuando se llega a determinados ámbitos de gobierno. Y eso que la "Ponti" tiene rectora y la USAL cuenta con un equipo de vicerrectoras notables, pues a pesar de todo...

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies