Venganza simbólica

10.10.2015 | 04:45
José Antonio Bonilla
José Antonio Bonilla

Hay noticias que se repiten con frecuencia, pero no por ello dejan de llamarnos la atención. Los buitres hambrientos, sin carroña que comer, atacan los animales vivos. Los lobos matan más ovejas que comen, para testimoniar su ferocidad. En Siria los iconoclastas del Estado Islámico destruyen monumentos milenarios. En España quitan los símbolos del franquismo. Para más INRI, a los últimos, los ampara la ley de Zapatero, incomprensiblemente Rajoy no la ha derogado. La noticia más reciente es que el Ayuntamiento estudiará, supongo que por presiones, la retirada de esos símbolos de calles y edificios.
La Revolución Francesa cambió la denominación de las calles que tenían nombre de santos, a estos, los que consideraban que habían sido tan dañinos para la nación como los príncipes. Los sustituyeron por personajes revolucionarios. Desde entonces los callejeros serán utilizados como instrumentos ideológicos. En la España del s. XX, la república puso los nombres a su gusto, sustituyó los de la monarquía. Franco hizo lo propio con los nombres que tenían alguna relación con el régimen anterior. A la muerte de éste, medio centenar de calles recuperaron su nombre lo que se llevó a cabo en dos décadas. Cuando no haya calle que cambiar de nombre y escudo que picar, sospecho que los iconoclastas, emprenderán una retromarcha y terminarán donde empezaron los revolucionarios franceses, quitando el nombre con significado religioso a las calles.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies