¿Dónde la buena voluntad?

07.10.2015 | 04:45
Alberto Estella
Alberto Estella

En la democracia ha habido dos ministros salmantinos. Confrontar a Salvador Sánchez Terán (UCD) y Jesús Caldera (PSOE), sería „por decirlo coloquialmente„, "comparar a Dios con un gitano", aunque Salvador sea "sólo" un demócrata cristiano, y Calderillo no pertenezca a tan respetable etnia. La diferencia estriba en la distinta categoría personal, profesional y política. Seré compasivo con el socialista, porque ha anunciado su retirada de la vida pública, aunque solo media hora antes de que le archiven sus propios correligionarios.
Sigo siendo amigo personal y devoto político de Salvador, por lo que me adhiero a cuanto escribió el domingo en ABC „"Cuatro pactos necesarios"„, llenos de sentido común. Terminaba sosteniendo que en la Transición la concordia fue posible, a pesar de que "la situación política y social entonces no era más sencilla que la actual „¡era muchísimo más grave, Salvador!, y tú lo sabes„, sin embargo, la buena voluntad de todos? llevó al entendimiento". ¡Ahí nos duele! En la voluntad, el ánimo, la disposición de los protagonistas. Los líderes de entonces tuvieron sentido del Estado, y no antepusieron sus intereses personales ni sus ideologías. Por ser el mayor problema actual Cataluña, frente a Mas baste recordar la inmensa categoría de Terradellas, en cuyo retorno fue clave precisamente Sánchez Terán.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies