Demasiado

06.10.2015 | 04:45
Juan Mari Montes
Juan Mari Montes

Nos lo advertía un importante periódico nacional hace unos días. El Papa Francisco en su afán por chapotear en todos los charcos se había colado en la ONU y había comenzado a pontificar sobre determinadas cuestiones un tanto ajenas a lo que tradicionalmente se consideraba su escena de influencia. Así, por ejemplo, sobre cuestiones medioambientales y en una línea que este mismo diario nos advertía como "demasiado ecologista" y que, en consecuencia, estaba comenzando a sacar de sus casillas a ciertos sectores conservadores que permanecían pelín moscas con este mediático representante de Dios en la tierra que nos dejó la última fumata blanca.
Y uno se pregunta en este caso qué significa eso de "demasiado ecologista". Si la ecología es sencilla y simplemente la doctrina que trata de defender escrupulosamente la conservación de la naturaleza, ¿existen distintos grados en la defensa de la misma? ¿Cuál sería entonces el ideal que los conservadores consideran justo y loable? Pongamos, por ejemplo, a un conservador frente a un bosque ¿Significará ser demasiado ecologista irse de allí dejándolo completamente limpio de basura tal y como nos lo encontramos al llegar o será más adecuado no exagerar nuestro sentimiento de amor a la naturaleza y dejar media docena de latas de cerveza por allí esparcidas?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies